BBVA se convierte en el primer banco en vender hipotecas al 100%

Como parte de su estrategia para conseguir más clientes, BBVA esta ofreciendo préstamos hipotecarios, por encima incluso del 100% del valor de la vivienda, con lo cual se ha convertido en el primer banco en vender hipotecas al 100%.

Son hipotecas de alto riesgo dice el Banco de España

Cabe mencionar que para el Banco de España, este tipo de préstamos hipotecarios al 100% del valor de tasación de la vivienda son de alto riesgo. Y no solo eso, cuando el boom inmobiliario se encontraba en su esplendor, estas hipotecas eran ofrecidas por todos los bancos y sin duda fueron una de las principales causas que originaron la crisis en el sector y el incremento del desempleo.

Gracias a los indicadores positivos en la recuperación económica y del sector inmobiliario, además de la necesidad de las entidades bancarias por incrementar la rentabilidad mediante un incremento en el negocio, ha provocado que BBVA busque nuevas formas de ganarse más clientes y con las hipotecas al 100% planea hacerlo.

La entidad estaba ofreciendo diferentes precios en sus préstamos hipotecarios en base a su solvencia económica o capacidad de pago. El cambio en su política comercial tiene que ver con el dinero que reclaman los clientes respecto al valor de tasación de la vivienda al momento de comprar cualquier inmueble para su primera vivienda.

Oferta segmentada

Lo interesante es que dicha diferenciación es aplicada no solo a las hipotecas variables, sino también a las tasas fijas. En los préstamos hipotecarios con interés variable, BBVA ofrece el Euribor con diferencia del 0.99%, aunque no durante el primer año en caso de que el LTV sea inferior al 80%. Si este porcentaje es mucho más elevando, entonces el diferencia se incrementa hasta el 1.25%.

BBVA indica que también es posible encontrar alternativas en caso de que sean necesarios más fondos para solventar la compra de la vivienda, las cuales se podrían formalizar mediante la contratación de un crédito personal o al consumo. También es importante destacar que a la par de condiciones de concesión más flexibles, BBVA impone condiciones de vinculación mucho más exigentes.

En este caso, para que los interesados puedan beneficiarse de las ventajas del préstamo hipotecario, deben contratar no únicamente la domiciliación de nomina, sino que además también deben contratar un seguro de vida, un seguro de hogar y encima un plan de pensiones donde la aportación mínima por mes sea de 600€.

Con relación al LTV, en caso de que este por encima del 100%, la entidad puede exigir otras garantías sobre el préstamo hipotecario, todo ello con el objetivo de que puedan recuperar la cantidad prestada. En la actualidad no existe ningún otro banco que ofrezca una hipoteca al 100% del valor de tasación de la vivienda.

La mayoría de los préstamos hipotecarios en el mercado, establecen el tope en 80%, no obstante que hay ocasiones en las que este porcentaje puede ser más alto si se trata de clientes con una mayor solvencia económica.

Al BCE le preocupa la baja rentabilidad

Para el responsable de la supervisión bancaria del BCE, Daniele Nouy, la rentabilidad es el riesgo principal para los bancos en la zona euro. Las entidades bancarias mantienen su lucha por subsistir, por lo que una de sus alternativas es la de incrementar las comisiones.

El Banco de España por su parte, ha estado vigilando la política de riesgos de los bancos en el mercado de las hipotecas, especialmente en aquellos que no tienen rentabilidad y en los que el LTV esta por encima del 80%. Como consecuencia de la caída del Euribor, la caída del stock crediticio, la batalla comercial en este sector se ha vuelto más intensa.

En consecuencia, los bancos tienen que incrementar el negocio, incluso si es necesario que disminuyan sus políticas de riesgo. Cabe mencionar que las hipotecas son las únicas que no registran un alza desde el inicio de la crisis. Esto es consecuencia de que las amortizaciones todavía son muy grandes en comparación con los importes que se brindan.

Solo basta con decir que en el 2017, el volumen de préstamos hipotecarios experimentó un retroceso del 3%. Y de acuerdo con información del Banco de España, los bancos tenían créditos en sus balances para la compra de viviendas por hasta 492.000 millones de euros. Este importa alcanzó un máximo de 650.000 millones de euros.

Deja un comentario