Fin a los seguros vinculados con nueva ley hipotecaria

Una gran parte de los españoles depende su vivienda de la contratación de una hipoteca, y en base a esto, poco a poco se han tomado medidas para hacer de los contratos hipotecarios lo más justos y convenientes posibles para los clientes.

Todos recordamos como hace tan solo unos meses se aprobó la legislación para eliminar y hacer ilegales las conocidas cláusulas suelo, que obligaba a quienes contrataban una hipoteca cuyos intereses dependían de la tasa Euribor a pagar una cantidad mayor de la que debieran pagar.

Si bien con esto se logró una gran ventaja para los clientes, lamentablemente no era la única estrategia utilizada para hacer que los clientes pagaran más de lo debido.

Las vinculaciones hipotecarias

Prácticamente todas las compañías solicitaban que se contrataran servicios adicionales para aprobar una hipoteca, o bien, ofrecían la opción de contratar solamente la hipoteca con tasas de interés muy altas.

Es prácticamente imposible conseguir una buena hipoteca sin tener que contratar en la misma compañía un seguro, domiciliar la nómina o contratar una tarjeta de crédito.

La forma en que lograban disfrazarlo era bajo el supuesto de ofrecer tasas de interés “preferenciales” a los clientes que contrataban los servicios adicionales, sin desglosar lo necesario para que el cliente pudiera evaluar que opción le convenía más.

La nueva Ley que desbloquea las vinculaciones hipotecarias

Es por esto que la nueva ley hipotecaria que tiene por objetivo reforzar la transparencia y reducir los gastos asociados a los contratos hipotecarios, especifica la prohibición expresa de las ventas vinculadas de productos financieros al momento de contratar una hipoteca.

Bajo esta Ley, la Unión Europea busca acabar con el condicionamiento de una hipoteca a cambio de aceptar una serie de productos financieros que son irrelevantes para el cliente y que solamente les generan más gastos.

Por ley, las entidades financieras tendrás que presentar a sus clientes diversas ofertas con y sin productos asociados, desglosando de manera específica cada uno de estos para que el cliente pueda elegir la mejor opción de acuerdo a sus necesidades y posibilidades.

Otra de las características de esta opción es que, si el cliente requiere de la contratación de un seguro hipotecario, no tendrá que contratarlo forzosamente dentro del mismo banco, si no que podrá solicitar y contratar la póliza por su cuenta siempre y cuando cuenta con los requisitos.

En caso de que sea el mismo banco quien ofrezca la póliza de seguro, esta nunca podrá empeorar las condiciones del mismo. Gracias a las normativas enfocadas a la transparencia que se aprobaron recientemente, tendrás a tu disposición las distintas opciones totalmente especificadas para poder revisarlas y tomar una acertada decisión.

Conclusión

Con las medidas que acoge la nueva legislación, aquellas personas que cuenten con una hipoteca podrán ahorrarse una media de 700 euros al año desvinculando y cancelando los productos financieros que se vieron obligados a aceptar para poder contratar la hipoteca.

Si te encuentras en este caso no dudes en acudir a tu banco y realizar lo necesario para poder deshacerte de los productos necesarios que no te aportan beneficio alguno y solamente dañan tu economía personal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.